¿Sabes qué es programación neurolingüística? ¿Has escuchado hablar de los objetivos que busca la programación con neurolingüística?

La programación con neurolingüística es una disciplina que se basa en el desarrollo de técnicas para la auto-realización de la persona. Para ello buscar lograr que cada persona se conecte con su fuerza interna para resolver cualquier problema o enfrentar cualquier coyuntura.

Pero, ¿cuáles son los objetivos de la programación  neurolingüística? Los objetivos de la programación  neurolingüística parten del supuesto de que las personas son una unidad mente-cuerpo. De allí que el objetivo de la programación  neurolingüística sea transformar el mapa mental con el que nos manejamos en la realidad.

De allí se desprender otros objetivos generales de la programación  neurolingüística, así como ciertos objetivos específicos.

En cuanto a los objetivos de la programación  neurolingüística buscan entregar herramientas para el autoconocimiento de los procesos internos para transformar los patrones con los que nos enfrentamos al medio en que actuamos.

De los distintos objetivos de la programación con neurolingüística, tenemos como objetivos general lograr una capacidad de comunicación efectiva. Otro objetivo general importante para la programación de tu mapa interno es construir pensamientos asertivos para acompañar positivamente cualquier estrategia a seguir.

Un curso de PNL puede enseñarte a aplicar distintas técnicas y alcanzar objetivos claros. Por ejemplo, objetivos enfocados en el desarrollo de estrategias adecuadas a los contextos, u objetivos que buscan desarrollar la capacidad de influir sobre las demás personas de manera positiva.

El PNL para los niños también busca entre sus objetivos mejorar las capacidades de comunicación del niño consigo mismo y con los demás.

Comienza el curso ahora mismo:

Objetivos generales y específicos de la programación  neurolingüística

De entre los distintos objetivos de la PNL y el contenido de utilidad que propone cada uno, se deducen otros tantos objetivos más específicos.

Por ejemplo, del objetivo generale que busca reafirmar la capacidad comunicativa, se desprenden como objetivos específicos desarrollar la capacidad de escuchar con atención para sintonizar con el interlocutor, además de aprender a obtener el resultado más óptimo posible en la conversación. Esto permite que un objetivo de la PNL como el desarrollo asertivo de la comunicación sea alcanzado.

La programación con neurolingüística también se propone como objetivo general la transformación de la manera en que percibimos el mundo a través de los sentidos (modalidades). De allí se establecen objetivos del curso de programación neurolingüística más específicos, como aprender a modificar las submodalidades o detalles que se contienen en la percepción sensorial del entorno. Lograr transformar las modalidades y submodalidades con las que actuamos ante distintos contextos es un  objetivo de la programación neurolingüística que puedes alcanzar en un curso de programación con neurolingüística.

Los objetivos del curso para aprender técnicas de programación con neurolingüística también buscan lograr un acceso directo de los recursos positivos que cada persona tiene en su interior. Para ello en cada curso se plantean objetivos de la programación neurolingüística para modificar la conciencia sobre estos recursos y mejorar la disponibilidad de los mismos.

Otra meta general importante de donde derivan objetivos más particularizados, es la de lograr anclajes (o condicionamientos) mediante el afianzamiento de imágenes que produzcan sensaciones altamente positivas y estimulantes para la persona.

¿Cómo definir los objetivos de la PNL?

Ahora, si hemos de resumir en términos sencillos cuál es el objetivo de la programación neurolingüística, el más general, de donde podemos derivar los objetivos más específicos, diríamos que es lograr que cada persona se conecte con su fuerza interna de manera consciente para alcanza un nivel de cambio de su propia estructura de comportamiento. Esto es, en esencia, la autoprogramación PNL.

De allí que el objetivo PNL es cambiar toda conducta que sea biológicamente factible, para que, mediante las distintas herramientas y técnicas de programación con neurolingüística, se puedan desarrollar procesos de autotransformación y autoconocimiento para el desarrollo personal.

Los objetivos de la programación neurolingüística también pueden ser aplicados a distintos ámbitos, tanto profesionales como educativos.

En los ámbitos profesionales, la programación neurolingüística busca como objetivos mejorar la comunicación entre grupos de trabajo para la consecución exitosa de metas. Para ello también los objetivos PNL se plantean la necesidad de cultivar la flexibilidad de los grupos de trabajo para que tengan la capacidad de resolver problemas de manera rápida, creando estrategias adecuadas e implementando otras estrategias cuando alguna de las aplicadas no arroja los resultados esperados.

Por eso los objetivos de la programación neurolingüística permiten desarrollar la gerencia o coach de equipos de trabajo para obtener lo mejor de cada persona, encontrar sus virtudes y unirlas con las de los demás participantes.

En el ámbito educacional, la programación con neurolingüística se plantea  objetivos que buscan coordinar las funciones internas con las sensoriales para hacer consciente la mayor parte de los procesos de aprendizajes. Con ello la programación busca generar patrones de autoaprendizaje con retroalimentación positiva en los espacios de educación (con niveles desde niños hasta adultos).

Entre los objetivos de la PNL también encontramos la propuesta de superar los estados emocionales negativos y eliminar hábitos tóxicos. Con ello se desarrolla la seguridad personal y confianza en el sí mismo.

Para ello se hace énfasis en la imaginación y creatividad de la persona, enfocándola en el reconocimiento de los detalles del mapa interno con el que nos vamos manejando en el medio y sus circunstancias. Por tanto, siempre con PNL podremos desarrollar la capacidad de construir estrategias adecuadas a cada contexto, cada oportunidad y posibilidad.

Comienza el curso ahora mismo: